sábado, 17 de mayo de 2014

Cómo cocinar nuestras milanesas

Dando por sentado que ya calentamos el horno (no voy a entrar en detalles descriptivos del hecho pero se sobreentiende que hablamos de cocina) procedemos a ponerlo a fuego medio. Rociamos con aceite vegetal o un poquito de aceite sobre la asadera y colocamos las milas (recién sacaditas del freezer, nomás). 
Al horno!!

Aproximadamente a los 10 minutos (puede ser mas o menos dependiendo del horno, controlemos que no se pasen!) verificar si están tostaditas del lado que toca la asadera. Si es así girarlas con una espátula y dejar que se cocinen del otro lado. 

Este es el momento para liberar nuestra imaginación y hacer de cada milanesa, de cada comida una aventura ;) 
Algunas opciones que recomendamos:
Napolitana con queso, tomate, ajo y orégano.
Con puerro salteado y un poquito de queso. 
Con queso crema y ciboulette.
Con palta hecha puré y ajo o tomate picado.
Con unas rodajas de limón sobre cada milanesa.
O la épica tomate, lechuga, huevo, queso.
Y mil variantes mas... sólo hay que abrir la heladera y ver qué hay por ahí.

Bueno, volviendo a lo que nos compete...
Dejamos aproximadamente 5 minutos mas las milas en el horno esperando que cocine el otro lado...


Tenemos almuerzo nutritivo y súper sabroso para degustar o quedar bien con las visitas! 
O para hacerte un sánguche e ir al parque a disfrutar del sol...
O para la viandita nuestra de cada día...
O para... 

NOTA: Si tu idea es cocinar milas semilleras en sartén o plancha... buenisimo! también tenemos la solución para eso!! En la sartén recomendamos rociar aceite vegetal para evitar que se peguen al fondo. Y también recordemos tapar (la sartén o plancha) con algún objeto que sirva para tal fin. Así la cocción es mas pareja.